antonia gonzález alarcón





proyectos


el derecho de caminar
bordado sobre algodón
110 x 90 cm.
2019


México se ha convertido en uno de los territorios con mayor flujo migratorio en el mundo. Más que un destino, es un espacio de constante transición, un flujo interminable que no termina de sanar.
La pieza el derecho de caminar es un mapeo tanto estadístico como afectivo del flujo migratorio a pie desde San Pedro Sula (Honduras) hasta la frontera de México - Estados Unidos. A partir de entrevistas, lecturas y documentales, la artista recopiló conceptos que forman parte del proceso afectivo de la migración: el desenraizamiento, la fe, los protocolos de autocuidado, la desaparición. Al mismo tiempo, se pueden distinguir en el bordado las distintas rutas migrantes que más se recorren.

Cada puntada del bordado representa 10 migrantes que cruzaron México a pie en el 2018.

La pieza se presenta acompañada de postales que el espectador puede tomar, las cuales puedes consultar aquí.